El lado comercial de la lucha contra las enmiendas se deja al megadonador Uihlein, grupo político conservador

El lado comercial de la lucha contra las enmiendas se deja al megadonador Uihlein, grupo político conservador


Se espera que el debate sobre la enmienda propuesta a los derechos de los trabajadores sea una competencia entre enemigos familiares: sindicatos e intereses empresariales.

Excepto que no es eso, exactamente.

Son sindicatos en gran parte contra un grupo político de derecha y un hombre, Richard Uihlein, director ejecutivo de Uline, un distribuidor de materiales de embalaje. Uihlein es un importante financiador de causas conservadoras y el principal patrocinador de la campaña republicana para gobernador de Darren Bailey. Otros importantes donantes comerciales están ausentes de la lucha.

Todd Maisch, presidente de la Cámara de Comercio de Illinois, se ha pronunciado en contra de lo que los críticos llaman la Enmienda 1, pero el comité de acción política de su grupo no ha invertido dinero para combatirla. Maisch dijo que los líderes empresariales están priorizando otras contiendas en la boleta electoral del 8 de noviembre, incluidos dos escaños para la Corte Suprema de Illinois.

“En comparación con eso, el tema de la enmienda se ha quedado un poco huérfano, tal vez mucho”, dijo Maisch.

Otras fuentes dijeron que los principales donantes gastaron mucho en las elecciones primarias de este año y esperan más solicitudes de fondos de campaña para la alcaldía de Chicago. “Todo se reduce a la fatiga de los donantes”, dijo un consultor político.

Los registros de la campaña estatal muestran que Uihlein envió $2 millones para votar no a la Enmienda 1, el comité que formó el Instituto de Políticas de Illinois para oponerse a la medida. John Tillman y Matt Paprocki son presidente y presidente del instituto, respectivamente, así como presidente y tesorero del comité de campaña.

El comité Vote No destinó $ 1 millón adicional para Government Accountability Alliance, otra ala del instituto de políticas dirigido por Tillman. Excepto por algunas pequeñas donaciones, los $3 millones es todo lo que se ha recaudado para luchar contra la enmienda, según los últimos documentos.

Mientras tanto, el lado laboral recaudó alrededor de $ 13 millones, en su mayoría en grandes cantidades de los locales y otras organizaciones laborales. Esto permitió a los trabajadores transmitir anuncios televisivos de la enmienda junto con los esfuerzos tradicionales para asegurar el voto.

El instituto político reveló poco sobre cómo gasta el dinero contra la enmienda. Los gastos informados de aproximadamente $ 337,000 cubren el diseño, la impresión y el franqueo del sitio web. El grupo no comenzó comerciales de televisión.

El grupo no dijo si publicará anuncios de última hora o discutirá su estrategia de gasto. Proporcionó esta declaración de Paprocki:

“El comité de votación gasta dinero en iniciativas que educan a los votantes sobre la Enmienda 1 y sus efectos peligrosos en los contribuyentes, las familias y las empresas de Illinois. Contrariamente al objetivo de los cabilderos impulsados ​​por la agenda detrás de la Enmienda 1, el objetivo del comité es compartir la verdad de que la enmienda solo beneficiará a los jefes sindicales del gobierno a expensas de las comunidades más vulnerables de Illinois.

Uihlein, de Lake Forest, no respondió a una solicitud de comentarios. Su empresa tiene su sede en Pleasant Prairie, Wisconsin.

The Sun-Times informó que él y su esposa dieron al menos $6.4 millones a los candidatos republicanos al Congreso que cuestionaron la legitimidad de las elecciones de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *